El comunista Alberto Garzón echa en falta cuando España era octava potencia industrial con Franco

La demagogia le ha jugado una mala pasada al comunista Alberto Garzón. El mayordomo de Pablo Iglesias ha criticado el turismo, copiando la estrategia de la CUP de destrozar lo que da dinero para que la destrucción de empleos les haga ganar votantes necesitados de sus pagas y subvenciones.

Loading...

Lo que olvida Garzón es que España fue octava potencia industrial en el mundo. Eso ocurrió a principios de la década de los 70, con Franco.

Garzón sigue sin proponer medidas efectivas, más allá de la habitual pataleta del partido al que está sometido una vez regalara Izquierda Unida a sus nuevos dueños podemitas.