La ralea podemita critica la tomatina y quieren que los tomates se regalen “a los más necesitados”

Un año más llega la Tomatina de Buñol, una de tantas fiestas y tradiciones a lo largo y a lo ancho de la geografía española. Una fiesta consistente en el lanzamiento de tomates donde desde los más pequeños hasta los mayores pasan un buen rato y disfrutan del buen clima español. Pasárselo bien, disfrutar… algo que a Podemos le molesta porque rompe su discurso de España en la miseria. Ellos quieren una España gris, mediocre, sin alegrías – y las pocas que existan que las de el Estado – y algo como la tomatina les molesta.

FOTO: LA VANGUARDIA

Para variar han sacado la demagogia a pasear y han dicho que es una vergüenza que se dilapide tanta comida. Su solución es dársela a los más necesitados. Podríamos decir lo mismo de la boda de Garzón pero la casta podemita sí tiene derecho a vivir con toda clase de lujos mientras que el “pueblo” al que tanto dicen defender no es merecedor de celebrar una tradición como “La Tomatina de Buñol”.

Loading...