Le exigen que pague la desinfección de la piscina por bañarse con burkini y les acusan de racismo

El Colectivo francés contra la Islamofobia (CCIF) ha denunciado al propietario de un hotel en Marsella por prohibir el baño a una musulmana que se metía con un burkini a la piscnia y con un velo, llamando la atención del resto de turistas y de los coopropietarios del hotel, que se vieron obligados a tomar medidas. Le prohibieron a la mujer que accediera de nuevo a las instalaciones con toda esa ropa y además le han exigido de que pague la desinfección del agua, por haberse metido con tanta ropa dentro.

 

Loading...

 

Por su parte, el CCIF recuerda en su comunicado que “la mujer no se bañó con ropa de calle, sino con un traje habilitado para el baño que está confeccionado con un tejido ligero, similar al de los bañadores o al de los monos de buceo”.