Un líder musulmán no da la mano a una ministra por ser mujer

Luego se atreven a decir que no les dejamos que se integren. Que no les dejamos que formen parte de nuestra sociedad. Pero es que ellos no ponen nada de su parte. Esta vez, un líder musulmán se ha negado a darle la mano a la Ministra de Inmigración e Integración noruega simplemente por ser una mujer. Como en su país no se da la mano, aquí tampoco.

 

Esto ha pasado en directo en una televisión del país después de una entrevista a ambos. Si fuera al revés y en su país nos negáramos a seguir los protocolos que marca su cultura, seguro que otro gallo cantaría.

Loading...