Un musulmán agrede con brutalidad a un niño sueco de 12 años por tener los ojos azules

Ha ocurrido en Suecia. La ciudad de Helsingborh ha sido escenario de un nuevo ataque inmigrante contra un autóctono. Un musulmán de 15 años agredió brutalmente a un niño sueco de 12 años solo por el hecho de tener los ojos azules.

El agresor preguntó al niño de qué color tenía los ojos. Una pregunta que fue respondida por el niño con sinceridad y le dijo que los tenía de colo azul verdoso.

Justo después y sin mediar palabra, el musulmán la emprendió a golpes con el niño. Pese a que han procesado al salvaje agresor por amenazas y golpes y condenado a una pequeña multa que posiblemente no pagará, la “justicia” sueca no ha considerado que se trate de un crimen de odio.

 

Recibe todos nuestros vídeos y noticias

Introduce tu correo para ser el primero en recibir todas las novedades

Únete a otros 205 suscriptores

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *