Un refugiado premiado por “buena integración” corta el cuello a su jefa

Él es Mohammad Hussain Rashwani, que llegó de Siria a Alemania como refugiado. Después de un tiempo bastante integrado en la sociedad germana e incluso con un puesto de trabajo estable, este inmigrante al que se le dio una segunda oportunidad de ser alguien en la vida, consiguió que se le diera un premio por “buena integración” en el país.

Loading...

Esta semana, Mohammad decidió cortarle el cuello a la que era su jefa, aparentemente sin venir a cuento. “Aún hoy, no sé qué debo pensar. Hasta ese miércoles por la noche, era un hombre entrañable. Creí hasta el último minuto que algo bueno podía venir de él porque apreciaba mucho sus habilidades profesionales” dice su jefa Ilona F, que sobrevivió milagrosamente al ataque.

Así pues imaginad. Si los que parece que están adentrados en la sociedad, acaban actuando así, los que no se acostumbran ya ni desde el primer día lo que pueden llegar a hacernos con tal de imponer sus propias creencias… Que los traigan a las casas de los podemitas, si tanto los quieren.